El Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión Europea es un documento que reconoce el derecho de un ciudadano de la Unión Europea a residir en otro Estado miembro o en otro Estado que forme parte del Espacio Económico Europeo.

Los ciudadanos de la Unión Europea no tienen obligación de inscribirse y obtener el certificado de residencia cuando la estancia sea inferior a tres meses. Si la estancia es superior a este periodo, el país en el que residas puede exigir la inscripción ante la administración correspondiente, normalmente en ayuntamientos o policía.

Para ello se necesita un documento de identidad o pasaporte válido y, dependiendo de cada caso:

  • Empleados o trabajadores desplazados a otro país: certificado de trabajo o confirmación de la contratación en la empresa.
  • Trabajadores autónomos: justificante de la condición de autónomo.
  • Pensionistas: justificante de estar cubierto por un seguro médico completo y prueba de ingresos suficientes para vivir sin necesitar ayudas económicas (los recursos pueden ser de cualquier procedencia).
  • Estudiantes: certificado de matrícula en un centro educativo reconocido, justificante de estar cubierto por un seguro médico completo o declaración de disponer de recursos suficientes para vivir sin necesitar ayudas económicas (los recursos pueden ser de cualquier procedencia).

El certificado de registro se obtiene en el mismo momento de su tramitación y no es necesario renovarlo. En caso de tener la obligación de estar inscrito y no hacerlo, se puede interponer una sanción económica, pero esto no puede ser motivo de expulsión del país.

CategorySin categoría
× ¿Cómo puedo ayudarte?