¿Qué se entiende por precario?

El precario es aquella situación de hecho por el que una persona denominada precarista posee gratuitamente un bien ajeno sin ostentar título jurídico alguno.

¿Quién ostenta legitimación para ejercer la acción de desahucio?

El precario reconoce legitimación activa a quien tiene derecho a poseer una cosa pero que es poseída materialmente por otra persona.

Es decir, el demandante del precario tiene que acreditar un título de propiedad o posesión jurídica del bien frente al demandado que solo lo detenta por mera liberalidad sin título alguno y sin pagar renta o merced.

¿El nudo propietario tiene legitimación para ejercitar un desahucio por precario?

Entendemos que no tiene legitimación ya que el citado artículo 250.1.2º LEC circunscribe la legitimación para ejercitar la acción de desahucio en precario al dueño, es decir, al titular del pleno dominio, al usufructuario , o a quien ostente derecho a poseer la finca, condición que no concurre en el nudo propietario, privado de facultades posesorias.

Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid (Sección 14ª), de fecha 15.02.2011

“No puede olvidarse que el nudo propietario carece de cualquier facultad dispositiva sobre la posesión del bien, y es el usufructuario el único legitimado, como dispone el artículo 480 Código Civil, para disfrutar por sí mismo el bien usufructuado, arrendarlo o incluso ceder su derecho a título gratuito, como lo sería una cesión en precario, de donde se sigue que el nudo propietario carece de legitimación ad causam para instar el desahucio en precario al no detentar facultades posesorias, ni por tanto disponibilidad sobre lo que constituye el objeto del procedimiento.”

¿Ostentan legitimación los herederos para ejercitar el desahucio por precario?

Sobre este particular se ha expresado la doctrina y jurisprudencia, citando a modo de ejemplo la recogida por la sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra (Sección 1ª), en sentencia de fecha 14.09.2023, que dice lo siguiente:

En relación con la viabilidad en general de la acción de desahucio por precario en el caso de comunidades de bienes, la Sentencia del Tribunal Supremo 691/2020, de 21 de diciembre, recuerda la doctrina jurisprudencial, favorable a esta posibilidad:

“En cuanto a las situaciones de precario en las comunidades de bienes y, en particular, en las comunidades hereditarias, la jurisprudencia de esta sala ha admitido la facultad legal de cada coheredero de servirse de las cosas comunes, pero ha precisado que la utilización de la finca por uno solo de los partícipes en la comunidad hereditaria, que excluya el uso de los demás, es ilegitimo.”

En las sentencias de 8 de mayo de 2008 y 26 de febrero de 2008 , esta sala (AP de Pontevedra) declaró que:

“si algún heredero, hace uso exclusivo de algún bien, al no tener título que ampare su posesión, se coloca como precarista siendo viable la acción ejercitada, más esa concepción en modo alguno puede comportar la inexistencia del derecho a coposeer como lógica emanación del derecho de propiedad, no encontrándonos, ante una posesión sin título, sino ante un posible abuso en el ejercicio del derecho, exceso que queda determinado por el uso en exclusiva de un concreto bien, necesariamente comporta el implícito derecho a poseer en cuestión por parte de los coherederos”.

En el mismo sentido en la sentencia de 29 de julio de 2013 declaramos:

“el supuesto en cuestión se encuadra metodológicamente en el ámbito de la protección posesoria de las cosas comunes de la herencia durante el período de indivisión de la misma ( artículos 445 y 450 del Código Civil ), de forma que, aunque se admite la coposesión, y su tutela, ello no autoriza a ningún coheredero a que posea con carácter exclusivo un bien que pertenece pro-indiviso a la comunidad hereditaria. Lo actuado en este sentido comporta una clara extralimitación objetiva del derecho de posesión del coheredero y como tal un perjuicio o despojo injustificado para el resto de los coherederos […] su posesión en exclusiva o excluyente del bien hereditario comporta una extralimitación de su derecho de coposesión carente, por tanto, de una necesaria cobertura formal de derecho […]”.

Esta misma doctrina jurisprudencial se reiteró en la sentencia 74/2014, de 14 de febrero.”

Por tanto, no hay duda de que la jurisprudencia admite el ejercicio de la acción de precario por la comunidad hereditaria y frente al coheredero que disfruta de la cosa en exclusiva, aunque fuere por concesión graciosa del causante. Criterio que, según explica la Sentencia del Tribunal Supremo 547/2020, de 16 de septiembre de 2010, se justifica en que

“estando pendiente el estado de indivisión hereditaria que precede a la partición y teniendo ésta el carácter de operación complementaria que resulta indispensable para obtener el reconocimiento de la propiedad sobre bienes determinados de la herencia, no cabía admitir un uso exclusivo de un bien hereditario en favor de un determinado o particular coheredero “.

No es exigible un determinado porcentaje, ni en consecuencia mayoritario, para el ejercicio de la acción. Es criterio pacífico que, al igual que ocurre en la comunidad ordinaria y en la comunidad en régimen de propiedad horizontal, cualquiera de los coherederos puede actuar en interés de la comunidad hereditaria. En efecto, aunque el Código Civil no contempla expresamente el ejercicio de acciones judiciales en defensa de los derechos en régimen de comunidad, a falta de acuerdo expreso o tácito de los comuneros para ejercitar la acción, según doctrina unánime, fundada en el art. 394 Código Civil, cualquiera de los comuneros está legitimado para comparecer en juicio en asuntos que afecten a los derechos de la comunidad, ya para ejercitarlos, ya para defenderlos.

CategorySin categoría
× ¿Cómo puedo ayudarte?