El Tribunal Supremo en su sentencia n.º 232/2024, de 21 de febrero, ECLI:ES:TS:2024:981, condena a una madre a devolver las cantidades que había cobrado como pago de la pensión alimenticia de una hija que ya no residía con ella.

El padre alegó en primera instancia  que al no convivir la hija común en el hogar familiar “deben retrotraerse los efectos de la declaración extintiva de la pensión alimenticia, al momento en que el hijo ha dejado de convivir con el progenitor perceptor de dicha pensión pues, el requisito sine qua non de la convivencia de aquél en el hogar familiar que el artículo 93.2 del C.c. establece para que dicha pensión a favor de hijo mayor de edad se produzca y subsista, ha desaparecido»; (y que ello genera, a su vez, «como consecuencia lógica, que lo cobrado por el progenitor perceptor en concepto de pensiones alimenticias debidas al hijo, desde que éste abandona el domicilio familiar, ya no tenga justificación ni causa legal, conforme al artículo 93.2 del C.c., por haber desaparecido los condicionantes fácticos en orden a su subsistencia, por mucho que «formalmente» la resolución judicial que ordenó tal pensión originariamente siga aún vigente»».

La madre recurre, pero en base a lo anterior, el TS que la recurrente percibió la pensión sin justificación ni causa legal, conforme al artículo 93.2 CC, por haber desaparecido los condicionantes fácticos en orden a su subsistencia, y en su virtud, estima el recurso de casación interpuesto por el padre, y casa la sentencia de la audiencia provincial, confirmando la de primera instancia.

CategorySin categoría
× ¿Cómo puedo ayudarte?